La Ribera del Duero mira al cielo esperando la lluvia

miércoles, 07 de septiembre de 2022
ECONOMíA - Aunque en otras Denominaciones de Origen ya han comenzado con la vendimia, Ribera estima que se realizará a finales de septiembre, aunque todavía es pronto para marcar fechas o hacer valoraciones

Cuando finaliza el verano el campo mira a los viñedos para recoger el fruto con el que elaborar esos vinos con los que se brinda durante todo el año en festejos y celebraciones y, aunque en otras denominaciones de origen ya han comenzado a vendimiar como en La Mancha, en la Ribera no tienen previsto que durante este mes de agosto se recoja la uva, ?es imposible que se adelante a día de hoy?, explican desde el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

?La uva es pequeñísima porque no hay agua y no ha cogido ni el tamaño ni el tanino necesario para vendimiar?, añaden desde el C.R.D.O. quienes explican que si lloviera ?se adelantaría el proceso?, aunque precisan que se trataría de un adelanto ?mínimo y normal?, calculando unos cinco días al calendario habitual.

Saben que en otras denominaciones ya están vendimiando o han anunciado que lo harán en los próximos días, pero se trata de otras variedades diferentes a las que se recogen en Ribera del Duero, donde el tempranillo de Ribera y el Albillo mayor requieren de más cuerpo y para ello hace falta también más tiempo. De hecho no solo no se valora un adelanto, sino que, si las actuales circunstancias climatológicas no cambian, incluso se han planteado un retraso, aunque ?tampoco drástico, el habitual?.

Aunque no quieren hacer valoraciones ni estimaciones, porque dependen de la climatología, en estos momentos se está a la espera de que la uva ?coja unas mejores condiciones de calidad?, ya que aunque la calidad de la misma no es mala, saben que con algo de agua podría mejorar, porque el calor sofocante que ha hecho en el campo de la Ribera del Duero durante este verano no la ha dejado madurar a su ritmo.

La vendimia en Ribera se inicia con variedades blancas, las estimaciones que se hacen desde el Consejo Regulador es que, como pronto, se pueda iniciar la recogida a mediados de septiembre y las uvas tintas a finales de mes, pero siempre con prudencia porque las temperaturas, el viento o las lluvias podrían cambiar estas previsiones que deben hacerse ?en función de la meteorología?, aseguran.

Igual que es pronto para marcar una fecha de inicio de los trabajos de recolección en el campo, también lo es para valorar la calidad del fruto de los viñedos, ya que las lluvias podrían cambiar la situación actual, no solo en cuanto a calidad, sino también en cuanto a cantidad, aunque sí calculan ?una reducción de la producción? debido a la sequía.

Todavía hay mucha esperanza puesta en esta añada, porque es habitual temporadas de lluvias a principios de septiembre, algo que tampoco se descarta este año y que ?es muy determinante en Ribera del Duero?, reconocen desde el Consejo Regulador.

En cualquier caso hay que estar ?expectantes?, como en la Ribera para observar la evolución de los viñedos y el comportamiento de la meteorología, ya que las variedades de uva de esta Denominación no comparte características climáticas o geológicas con otras zonas, como el ejemplo de la Albillo mayor, que a pesar de ser blanca, se comporta como una uva tinta, que precisa de más maduración.

De hecho, lo habitual es que la Ribera del Duero sea la última de las D.O. en llevar a cabo la vendimia y por eso siguen esperando a que llegue esa etapa final para poder hacer un pronóstico más fiable, porque ?aún es pronto?.

Aunque lo que el astro rey y sus compañeros celestiales hagan no está en manos de los técnicos del Consejo Regulador ni de los vitivinicultores locales, puestos a pedir sí necesitarían que las temperaturas ?vayan bajando, que no sean tan sofocantes como el calor intenso de este verano, pero tampoco que descienda en exceso?, matizan. Además haría falta ?la típica lluvia de Ribera?, es decir precipitaciones que no sean excesivamente caudalosas y básicamente, ?que el tiempo se comporte de una manera más tradicional dentro de la locura que es en Ribera?, resumen, es decir que sean más templadas durante el día y que por la noche enfríe y que caiga agua, aunque con precaución porque ?un exceso  puede dar lugar a plagas?.

Aunque todavía hay mucho en el aire, en Ribera del Duero destacan que una de las variables que hay que tener en cuenta ?es el perfil que tienen los profesionales de esta Denominación de Origen?, hablando no solo de los técnicos del Consejo, sino de los enólogos de las bodegas y de los propios vitivinicultores, responsables de sus uvas, que son ?gente muy previsora que conoce muy bien sus viñedos? y de los que aseguran cuentan ?en sus cabezas con un estudio propio de cada hectárea?, lo que permite hacer frente a posibles cambios, ya que ?han sabido tratar su viñedo en base a sus características?, por lo que ellos van ?poniendo soluciones a lo que pueden manejar?.

Aún así reiteran que es pronto para hacer una valoración general porque ?cada viñedo es un mundo, cada zona y cada viticultor o bodeguero también es un mundo? y destacan que ?la mano humana hace que muchas veces carencias se puedan suavizar?, por lo que solo se puede ?esperar a ver cómo se comporta la meteorología?.

En la pasada campaña, según los datos del Consejo Regulador, la vendimia comenzó el 3 de septiembre y finalizó el 26 de octubre, cuando se vendimiaron más de 109 millones de kilogramos de uva recogidos en excelente estado y calidad.

En la pasada campaña, se recogió ?un porcentaje significativamente menor de albillo mayor, prácticamente un 50% menos?, ya que la climatología, la sequía y la ausencia de lluvias durante el inicio de la campaña hicieron que el tamaño de las bayas de albillo mayor fuera menor, pues esta variedad blanca comienza a recogerse antes. 

Por otro lado, la uva tinta de Ribera del Duero se vendimió en 2021 con un cambio en la climatología, tras días de lluvias que afectaron muy positivamente en su ciclo de maduración, acelerándolo, pero con una reducción del 10% sobre la producción de 2020. De hecho, los vinos de la añada 2021, son de gran potencia de color, jugosos, disfrutables en boca e intensos en su expresión. 

 

 

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2022 - sanesteban.com - 25 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.