Eroski dona 5.000 kilos de alimentos y busca llegar a los 10.000

lunes, 04 de mayo de 2020
SOCIEDAD - El supermercado Eroski de San Esteban de Gormaz dona 5.000 kilos de alimentos y lanza una campaña buscando la solidaridad para duplicar las cifras con la ayuda de los clientes. Los alimentos se han llevado a Cruz Roja para repartir.

 El supermercado Eroski de San Esteban de Gormaz ha donado más de 5.000 kilos de comida como inicio de una campaña solidaria que lleva a cabo la empresa sanestebeña para ayudar a los afectados por esta crisis del coronavirus y poder facilitar el reparto de alimentos a través de la asamblea comarcal de Cruz Roja en la localidad.

 La aportación se realiza no desde la cadena, sino “nosotros como empresa sanestebeña“, según explicó el responsable del establecimiento, José María Hernando, poniendo de manifiesto el trabajo conjunto de todo el equipo del supermercado “aquí aportamos todos”, destacó, afirmando que contó con el visto bueno del resto del equipo.

 De hecho, el supermercado Eroski de San Esteban no solo no ha tenido que recurrir a ERTES sino que ha ampliado su plantilla, contratando a tres personas, con distintos tipos de contratos para reforzar servicios como la entrega de pedidos a domicilio o reposición de lineales del supermercado para cubrir la demanda de producto o la limpieza continua del establecimiento, cumpliendo con las medidas de seguridad. 

 Los productos ya han llegado hasta el local que Cruz Roja San Esteban mantiene en la localidad y permitirá ayudar a los más desfavorecidos. Tal y como reconoció Hernando, “somos una empresa que dentro de esta situación no estamos saliendo perjudicados”, en referencia a que pueden seguir trabajando con relativa normalidad, a pesar de las medidas de seguridad, los gastos en protección y la situación económica. Además, Eroski suele colaborar anualmente con la publicidad de distintos eventos que se desarrollan en la localidad “y como este año no se va a poder hacer, parte de ese presupuesto se destina a esto”.

 Esta iniciativa no se ha limitado solo a la aportación directa del supermercado de San Esteban, sino que además ha abierto las puertas a la solidaridad de los vecinos y clientes, con las cajas instaladas en el propio supermercado, para que los consumidores puedan aportar aquellos alimentos que consideren, que irán destinados a Cruz Roja para contribuir a este reparto entre las familias de la zona que lo necesiten. Con esta idea pretenden alcanzar otros 5.000 kilos de comida y la respuesta de los clientes de Eroski está siendo muy positiva, según reconoció el responsable del supermercado, quien destacó que “en una semana se han recogido más de 1.000 kilos y hay productos que, además de las primeras necesidades, la gente considera que pueden ser útiles”, destacando que “los clientes se están volcando mucho”.

 Hernando reconoció que cuando se marcaron el objetivo de 10.000 kilos, “en un principio se pensaba que iba a costar, pero se está demostrando que es todo lo contrario” y por eso anunció que aunque se consigan los 10.000 kilos, “mientras dure esta situación (no solo el estado de alarma, sino la crisis económica que se avecina, con desempleo y necesidades) se mantendrá y desde la empresa si tenemos la necesidad de hacer más apoyo, también lo haremos”.

 En el envío de los primeros 5.000 kilos, los aportados directamente por Eroski San Esteban, hay productos básicos que pretenden cubrir tres áreas de un día normal: higiene (con champú, gel o papel higiénico entre otros), un desayuno con productos dulces (donde hay leche, galletas o cacao, por ejemplo) y el salado para hacer comidas y cena desde legumbres, pasta, arroz o verdura, aceite o ingredientes para poder cocinarla. Y además se ha pensado también en los bebés con productos como potitos o pañales.

 Desde la empresa aseguran que con la coordinación de Cruz Roja local buscan que los alimentos lleguen de manera equilibrada a cubrir todas las necesidades de todos los demandantes e irse adaptando a la situación particular de las familias o usuarios que así lo precisen.

 También desde Cruz Roja piden a aquellos vecinos de la zona que pudieran necesitar alimentos, bien porque son usuarios habituales o porque el nuevo panorama les ha provocado un descenso de ingresos que les impida hacer frente al día a día, que se pongan en contacto con ellos para poder facilitarles ayuda. Explican que ahora mismo están en coordinación con los CEAS que son los que más datos tienen para cubrir necesidades, pero que reciben también llamadas de otros vecinos que, tras comprobar la veracidad de la situación, se les envía la ayuda de alimentos. Reconocen que en estos momentos puede haber personas que, de manera ocasional, sus ingresos hayan desaparecido, por ejemplo si trabajaban en hostelería, eran autónomos o se han visto desplazados al paro o un ERTE aún sin cobrar, y para ellos también tienen sus puertas abiertas. “Cualquier persona lo puede necesitar”, insisten.

 El reparto se realiza con voluntarios y también con los propios trabajadores de Eroski que colaboran para poder realizar las cajas que se envían a cada casa y que cubre esas tres líneas y que se adaptan al número de personas de la vivienda y las edades.

 Y además añaden que también piensan en la parte emocional, por ejemplo si hay niños en la vivienda y además de cubrir sus necesidades nutricionales, en el reparto llega también chocolate o esos alimentos que, especialmente a los más pequeños, les van a alegrar.

  

  

 

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2020 - sanesteban.com - 23 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.