El Ayuntamiento suprime el mercadillo semanal ante la alerta sanitaria

lunes, 10 de agosto de 2020
SOCIEDAD - También se han aprobado medidas para la zona de baño y para las terrazas, bares y merenderos.

El Ayuntamiento de San Esteban de Gormaz ha anunciado la supresión del mercadillo semanal que se celebra los martes en la zona del frontón de la localidad ribereña, “durante el tiempo que dure el confinamiento en la localidad burgalesa”, según ha comunicado a través de un bando público que ha distribuido también por las redes sociales. La medida se ha tomado debido a “la nueva situación en la que nos encontramos desde el confinamiento de la vecina Villa de Aranda de Duero y ante la posibilidad real de la propagación del contagio hasta nuestro municipio”, según reza el bando firmado por la regidora sanestebeña, María Luisa Aguilera. Hay que recordar que ayer Aranda de Duero (situada a 45 kilómetros) pasó a fase 1, al menos durante los próximos 7 días, debido al alto número de contagios de la Zona Básica de Salud.

Desde el Consistorio ribereño ha añadido que esta medida afecta a todos los puestos, independientemente de cuál sea su procedencia y pide a la población que entiendan “la necesidad de tomar estas medidas en un momento crítico”, reconociendo que desde el Ayuntamiento se considera “que la prevención y la salud están por encima de cualquier otro interés”, continúa el bando.

Cabe recordar que el mercadillo de San Esteban de Gormaz recuperó el pasado 26 de mayo su actividad, como cada martes, después de semanas paralizado a causa del coronavirus. Tenderos y clientes se encontraron en la zona habitual desde que se iniciaran las obras de la calle Mayor, pero con más distancia ante las nuevas medidas impulsadas por el Ayuntamiento, tanto en la distancia social, las esperas y el circuito de sentido único marcado para evitar aglomeraciones.

Abrió entonces  con 18 puestos, un 70% de los habituales, pero en las últimas semanas, especialmente con la llegada del mes de agosto, había ido creciendo tanto en puestos, como en el número de clientes que visitaban este espacio cada semana, ante el incremento también de la población en el municipio y la comarca durante el verano.

No ha sido esta la única medida llevada a cabo por el Ayuntamiento que dirige Aguilera con motivo del retroceso a la fase 1 de Aranda de Duero, ya que también se publicó ayer otro bando en el que se pedía a los bañistas “abstenerse del baño en la zona del río Duero”, a la vez que se recordaba la importancia de “controlar el aforo en la playa fluvial, así como la observancia de la obligación de tener en todo momento puesta la mascarilla y atender al distanciamiento social mínimo de dos metros”, haciendo referencia a la legislación y como recoge la cartelería ubicada en este espacio natural. Esta medida afecta a las zonas de baño de la localidad, tanto el entorno del río Duero como las piscinas municipales y se recuerda que no se deben abandonar en la zona ningún materia, desde basura a mascarillas o guantes, que contribuyan “a la propagación del virus”.  

El pasado 23 de julio, el Ayuntamiento convocó a la población interesada a una reunión para gestionar el uso y disfrute de la zona de baño de La Alameda y la Rambla, playas fluviales autorizados para el baño por la Junta de Castilla y León, cada año. Tras el encuentro con los vecinos y usuarios, se optó por mantenerlo abierto, establecer un nuevo protocolo sanitario y colocar cartelería sobre el uso y aforo de las distintas zonas de baño.

Entonces ya la regidora recuerdó que “se recomienda la abstención permanente de bañarse en el Duero”, motivada por el COVID 19 y apeló a la sensibilidad y responsabilidad de todos, explicando que hay informes, no vinculantes, que indican que es desaconsejado el baño en este tipo de zonas naturalezs.

También desde el Ayuntamiento recuerda que la propia Junta de Castilla y León recomienda que se restrinja al máximo el contacto social, por lo que pide que se “eviten reuniones de más de 10 personas y que se limite al máximo la exposición en lugares cerrados”.

Por último, ayer también se publicó un tercer bando relativo a bares, terrazas y merenderos, en el que se aconsejaba que, en la medida de lo posible, las consumiciones se realicen “al aire libre y con la obligatoriedad de tener la mascarilla puesta, excepto en el momento de consumir”, tal y como establece el Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la COVID 19 aprobado por el gobierno regional para toda la Comunidad.

Además, en este capítulo, se pide también que se trate de evitar, en la medida de lo posible, “el autoabastecimiento o la entrada en los bares”, salvo si se cumplen las medidas de prevención del uso de la mascarilla, distanciamiento social y desinfección continuada.

Estos mismos criterios de la hostelería se aplicarán, tal y como comunicó la alcaldesa sanestebeña, para los locales como merenderos, bodegas y peñas, donde se debe respetar el distanciamiento social y es obligatorio llevar mascarilla.

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2020 - sanesteban.com - 23 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.