Una comarca donde a cada paso hay un tesoro

martes, 05 de octubre de 2021
TURISMO - Camino del Cid, románico, bodegas, vino, castillos, fuentes, atalayas o catedral recuerdan su rico legado

Viajar por esta comarca es sentirse parte en un pasado milenario, en un cruce de caminos históricos que han dejado una impronta en sus calles, casas, monumentos y tradiciones que invitan a sumergirse, cámara en mano, en el turismo de interior donde se encuentra todo lo necesario para disfrutar de una vivencia única.

Ya desde los inicios de nuestra historia más reciente tenemos el ejemplo del yacimiento de Uxama, a las puertas de El Burgo de Osma que nos recuerda nuestro pasado celtíbero, una tierra arévaca que plantó cara al Imperio Romano del que también quedan restos entre sus piedras. Su historia se puede completar entre la visita al propio yacimiento y al Aula de Historia ubicado en el centro cultural San Agustín de la villa episcopal.

Posteriormente, algunos de estos caminos o tramos fueron realizados a caballo por el Cid Campeador camino de su destierro en una tierra de frontera que cobró gran protagonismo en la Edad Media y donde todavía vemos protegiendo las distintas poblaciones el castillo de Osma, el castillo nuevo y Castromoro en San Esteban de Gormaz o el torreón de Langa de Duero. De hecho es posible hoy rehacer los pasos de Rodrígo Díaz de Vivar, desde Alcubilla de Avellaneda hacia Villálvaro, Matanza de Soria, San Esteban, Navapalos, y ahí elegir camino hacia Retortillo o hacia Tiermes. Seguro que mientras Sidi cruzaba estas tierras vio construir también alguno de los ejemplos románicos más significativos de aquel momento y que este verano vuelven a abrir sus puertas para invitar al visitante a dejarse invadir por su sencillez y decoración, por la sobriedad interior y los tesoros que guardan pinturas, piedras y edificios. Desde el origen de las galerías porticadas del románico en España: la iglesia de San Miguel de San Esteban de Gormaz (1081) hasta su vecina iglesia del Rivero o en el mismo municipio a unos pocos kilómetros, ejemplos como Matanza de Soria, la nuevamente levantada Virgen de las Lagunas de Villálvaro o las dos joyas románicas de San Ginés y San Martín en un pueblo declarado BIC como Rejas de San Esteban. Continuando el viaje cidiano uno encuentra más tesoros románicos como la ermita de la Virgen del Vallejo de Alcozar.

Vigilando cada uno de estos puntos aparecen las atalayas, esa hermosas torres circulares desde donde el otea mejor toda la Ribera, como en Quintanilla o El Burgo, entre otros.

Uno de esos puntos de vigilancia es el torreón de Langa de Duero, que recoge la historia de la localidad desde el yacimiento celtíbero de Segontia Lanka, a los años de la construcción del edificio, la visita del emperador Carlos I, los recuerdos de hace 60 años de los antepasados langueños, las razzias del Cid y las vistas de toda una comarca.

El torreón se divide en distintos espacios, con carácter museístico, pero una de las verdaderas joyas es la recuperada planta superior con las almenas que protegen la vista de toda una comarca que un día se dominó y controló desde este punto defensivo.

La historia continuó y dejó nuevos espacios para disfrutar del arte, como la catedral de El Burgo de Osma, un ejemplo que se inició en el románico y donde hoy conviven lenguajes como el gótico, el renacentista y el barroco en una torre que es santo y señal de la villa episcopal. Un paseo le permite al viajero seguir caminando en la historia: la calle Mayor, el hospital de San Agustín o la Universidad de Santa Catalina que se suman a una historia viva y vibrante.

La naturaleza también se muestra a raudales, como en Alcubilla de Avellaneda, donde se puede el viajero detener en alguna de las 18 fuentes que recuperó el Ayuntamiento de las 100 fuentes que en su día llegó a tener Alcubilla, en una ruta circular que permite que el visitante realice un recorrido de 13 kilómetros por los alrededores de la localidad, a través de este recurso natural. Se puede finalizar en el mirador, una estructura de madera que, volada diez metros, proporciona una bella panorámica del término municipal, en este cruce de caminos.

Desde allíno sólo se puede ampliar la información de la localidad, sino que además se contempla el cruce de rutas turísticas como el Camino del Cid, la Ruta de la Lana o la calzada romana que unía Clunia con Uxama. 

 

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2021 - sanesteban.com - 24 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.