Samuel Ortega reivindica un camino que una Rejas y Villálvaro

martes, 13 de julio de 2021
COMARCA - En el reportaje realizado por El Día de Soria este vecino de Rejas de San Esteban pide que se asfalte un camino de concentración parcelaria que una ambas pedanías de San Esteban de Gormaz.

Según publica Ana Pilar Latorre en El Día de Soria, más de 30 años lleva Samuel Ortega Cabrerizo, vecino de Rejas de San Esteban (pedanía de San Esteban de Gormaz), reivindicando que se asfalte el camino rural que une su pueblo con Villálvaro. Tan solo 5,8 kilómetros de distancia que no pueden recorrer, por lo que la distancia se cuadruplica y tienen que dar un rodeo de 20 kilómetros por l N-122 a San Esteban y por la carretera que va a Alcubilla de Avellaneda, la SO-P-5004.

El Día se Soria se acercó hasta allí, donde Samuel les enseña los caminos que conforman una ‘Y’,uniendo Rejas con Villálvaro, por un lado, y con Matanza de Soria, por otro, entre campos de girasol, cereal y viñedos y junto al río. Él insiste en la unión Rejas-Villávaro, «pueblos hermanos y amigos»; pero el siguiente paso sería la unión de Rejas-Villálvaro-Berzosa (pedanía de El Burgo de Osma) y Rejas-Matanza. Cuando era alcalde pedáneo, en los años 80, consiguió el compromiso («no firmado, pero sí un borrador») de quien fuera presidente de la Diputación, Javier Gómez, «aunque después el dinero que iba para esto se destinó a otras obras. Todavía no sabemos por qué».

El camino es de concentración parcelaria, por lo tanto, propiedad de la Junta de Castilla yLeón, pero Samuel también hace un llamamiento a la Diputación para que pueda mediar. Pone como ejemplo el camino de  Valderromán a Caracena, que tras asfaltarse pasó a la red provincial de carreteras y evitaron a los vecinos dar un rodeo de 40 kilómetros tras 32 años reclamándolo . «Eso es lo que queremos nosotros», insiste el vecino. 

«Pero, según Benito Serrano [presidente de la Diputación], esto no es competencia suya, aunque nos dijo en alguna ocasión que lo intentarían por todos los medios. Las competencias son de la Junta, porque son caminos de concentración parcelaria, pero algo pueden hacer también desde la institución provincial», comenta recordando que se lo han prometido «muchas veces». «Los programas electorales me infunden poca confianza porque el 80 por ciento no se cumplen», critica.

BIC DESDE 2007.

El hecho de que este pueblo esté catalogado desde 2007 como BIC, en la categoría de conjunto histórico (con las iglesias románicas de San Ginés y San Martín), hace que por allí pasen numerosos visitantes cada año, «en torno a 4.000», asegura Samuel. «He hecho muchas veces de guía porque vivo al lado y esas personas quieren continuar el recorrido en Villálvaro o Berzosa y no hay comunicación directa, somos de los pocos pueblos en los que pasa esto», añade denunciando que es una zona «negra» y «olvidada» por los políticos sorianos.

«Villálvaro es un pueblo amigo y vecino de siempre y para visitar a amigos tengo que hacer 20 kilómetros, coger otras carreteras siendo la distancia de 5,8 kilómetros. Ese camino lo han recorrido muchas veces siendo jóvenes,  cuando las distancias se hacían a pie como costumbre. «Soy vecino y paso medio año en Aranda y medio año en Rejas.Aquí he nacido, aquí he estudiado, aquí he crecido, aquí me he enamorado y aquí todavía sigo luchando por reivindicar las zonas rurales», resume, «han pasado 34 años y casi 9 legislaturas». 

La Junta de Castilla y León «es del mismo color», por la Diputación «han pasado varios colores» y por la Subdelegación del Gobierno también, pero nadie ha cumplido con la promesa de asfaltar este corto tramo que une estas localidades ribereñas. Además, hace referencia a la gran inversión que se ha realizado en la Vía Verde, sin que pasen los miles de turistas que por Rejas. Por ello, pide implicación a los políticos, «que tengan voluntad, ganas e ilusión y trabajen por todos los sorianos, que seamos todos iguales, porque aquí hemos elegido concejales, alcaldes, diputados provinciales, presidentes de Diputación... e igual que en otras». 

«Es algo que se nos ha prometido en varias ocasiones y que el alcalde pedáneo de Villálvaro, que me ha acompañado en muchas reuniones para reclamarlo, no ha podido llegar a ver [fallecido hace año y medio] y no quiero que a mí me pase lo mismo», añade con preocupación y rabia. Calcula que la obra podría suponer en torno a unos 300.000 euros para acercar pueblos con pocos vecinos pero que se doblan en verano.

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2021 - sanesteban.com - 24 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.