La Coral Villa de San Esteban vuelve a dar calabazas al otoño

martes, 27 de octubre de 2020
CULTURA - La celebración del VII Concurso de Calabazas organizado por la formación musical permitió que se pudiera disfrutar del arte y la creatividad en una mañana lluviosa de otoño.

Ni la lluvia ni la pandemia pudo con la originalidad y participación de los vecinos de San Esteban de Gormaz que el domingo acudieron a la llamada de la Coral Villa de San Esteban para participar en el Concurso de Calabazas, que por séptimo año consecutivo logra poner en valor este producto clásico del otoño, premiando al ejemplar de mayor tamaño y también a la creatividad en la presentación de los productos.

Este año Antonio Cerrada y Pedro Alonso revalidaron su premio del pasado año en la calabaza de mayor tamaño y peso con un ejemplar de 242 kilos, que superaba en 22 a la galardonada el pasado año, mientras que Jessica Redondo y Eva Nafría lograban el premio como mejor presentación con una recreación de unos espantapájaros en un campo de calabazas, que se convirtió en un improvisado photocall, del que todo el mundo quería llevarse un recuerda. También obtuvo un reconocimiento en el concurso Alejo Fresno, al lograr la mayor producción llevadas a este concurso.

Esta nueva edición volvió a congregar a numeroso público en el jardín de las Escuelas Viejas de la localidad ribereña, cumpliendo con todas las medidas de protección ante la COVID 19 y permitió que en los diferentes parterres de este espacio al aire libre se pudiera contemplar el buen hacer local.

Desde calabazas columpiándose a mesas puestas con calabazas invitando a compartir mesa y mantel (eso sí en grupos máximos de seis), así como muñecos Michelín, los espantapájaros o sembrados originales de calabazas que se simulaban una pareja con su bebé hortícola.

Desde primera hora de la mañana, la familia de la Coral sanestebeña comenzó a trabajar en esta zona cultural para preparar la llegada de los hortelanos y productores de calabazas, que incluso llegaban con camiones para transportar todos los ejemplares. Así, sobre los palés se iban colocando las calabazas que participarían en el concurso por su tamaño y también se iban acercando los que querían participar en esta edición con calabazas originales.

Mientras, el público iba acercándose con paraguas y desafiando a la lluvia a este recinto, unos desde el exterior de la zona acordonada, otros dando un paseo por el jardín para observar con detalle cada ejemplar.

Una demostración de la participación local que logró hacer disfrutar de una jornada con clima poco apetecible en este domingo otoñal de cambio de horario.

 

 

 

 

 

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2020 - sanesteban.com - 23 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.